Exportaciones a Brasil: arrancó uno de los motores más esperados

Fuente: El Economista


Exportaciones a Brasil: arrancó uno de los motores más esperados-IMAGEN

En las listas de factores expansivos de 2018, tanto en las del Gobierno como en las de los privados, figuraba una expansión de Brasil que, a la postre, motorizará sus importaciones, es decir, nuestras exportaciones, toda vez que hacia allí se dirigen el 20% de nuestras ventas externas. Y eso ya se está empezando a ver.

Luego de crecer 6,9% en enero, nuestras exportaciones hacia Brasil volaron 17,7% el mes pasado.

El dato tiene tres lecturas positivas: primero, que es alto; segundo, que es superior a la variación de las importaciones (es decir, si se extiende, tenderá a disminuir el rojo comercial) y, tercero, es superior a la variación de las importaciones totales de Brasil (que fue de 13,7%), y muestra que Argentina ganó, en el margen, peso como proveedor de Brasil.

En febrero, las exportaciones de Argentina ascendieron a U$S 750 millones (aún una cifra baja) versus U$S 637 millones en igual período de 2017. Por el otro lado del mostrador, las importaciones llegaron a U$S 1.465 millones (+15,3% interanual) versus U$S 1.271 millones. A pesar del desempeño de las exportaciones, el rojo siguió firme y llegó a U$S 715 millones y ya oscila los U$S 1.200 millones en el arranque del 2018.

Además, sube U$S 203 millones versus 2017.

“A nivel producto el alza de las exportaciones estuvo explicada principalmente por las compras desde Brasil de vehículos de pasajeros y de carga, autopartes, polímeros plásticos, aceite de girasol y productos de aluminio”, explicaron en Ecolatina.

Las importaciones desde Brasil continúan en alza (+15,3%) impulsadas por el ingreso al mercado local de vehículos de pasajeros, autopartes, maquinaria agrícola y mineral de hierro, señalaron desde Ecolatina. “Asimismo, el total de las exportaciones de Brasil crecieron 11,9% en febrero mientras que las ventas de Brasil a nuestro país treparon de manera más acelerada, lo que incrementa la participación en las exportaciones totales de Brasil a 8,5% del total”, agregaron.

Por último, el flujo de comercio bilateral (suma de exportaciones e importaciones) con nuestro principal socio comercial alcanzó los US$ 2.215 millones en febrero de 2018. Esto implica un incremento de 16% respecto al mismo mes del año pasado.

“Los datos del intercambio bilateral con Brasil del primer bimestre dan cuenta de una tendencia de mayor estabilidad que continuaría durante 2018. La recuperación de las ventas al Gigante de América del Sur responden principalmente al repunte de su economía, que impulsará nuestras ventas durante el corriente año. Asimismo, la mala campaña de trigo que tuvo nuestro principal socio comercial permitirá colocar parte de nuestra producción en su mercado dando un aliciente más a las ventas.

De esta forma, si bien el déficit comercial continuará profundizándose en términos nominales, es probable que, al medirlo como porcentaje del PIB, presente un incremento acotado respecto de 2017 (-1,3% del PIB)”, concluyen.