El Mercosur y la revisión del arancel externo común - Lakaut

El Mercosur y la revisión del arancel externo común

 In Newsletter

El Mercosur y la revisión del Arancel Externo Común. -En la primer semana de diciembre se realizó en el Valle de los Viñedos, Río Grande do Sur, la Reunión de los Presidentes de los Estados Partes del Mercosur. Entre los diversos  temas que se abordaron en esa cita hubo una cuestión muy importante, relacionada a la vinculación comercial con el resto del mundo que es fundamental para el bloque comercial: la referida al Arancel Externo Común. Más precisamente, a la intención del actual presidente de Brasil, apoyado por las autoridades de la gestión  anterior de la Argentina, de reducir el valor medio del mismo.

Como ya había ocurrido en otras épocas de nuestro país, durante 2019, los equipos técnicos de los Estados Partes del Mercosur estuvieron trabajando en el proceso de revisión del Arancel Externo Común con el objetivo de reducirlo, bajo los supuestos de que se necesitaba alinearlo a los padrones internacionales para impulsar la productividad y competitividad del Mercosur, así como para lograr una mayor integración a las cadenas regionales y globales de valor. Según las palabras del Presidente Jair Bolsonaro, «la tasación excesiva afecta la competitividad y es perjudicial para quien produce. Brasil confía en la apertura comercial como herramienta de desenvolvimiento y por eso insiste en la necesidad de reducir o revisar el Arancel Externo Común».

Es cierto que el Mercosur todavía mantiene sin resolver numerosas excepciones y distorsiones al comercio intrazona que deberían reducirse y eliminarse para aumentar y mejorar las ventas y la competencia entre las empresas de los países. Pero de ese punto, a suponer que la rebaja del arancel va a promover la competitividad y la integración de las cadenas de valor hay una distancia muy larga. Lo que seguramente va a provocar esa decisión es que numerosos eslabones locales de las cadenas productivas regionales sean reemplazados por insumos o partes importados, por lo que las cadenas de valor de las que participan las empresas del Mercosur terminarán  conteniendo una menor proporción de componentes regionales.

Cuando se está próximo a cumplir 30 años del Tratado de Asunción y 25 años del Tratado de Ouro Preto, hitos fundacionales para el Mercosur, el desarrollo de las sociedades debería ser ya una política de Estado. Debería tenerse muy claro que las estrategias políticas y económicas de los países miembros, especialmente de Brasil y de Argentina, deberían pasar por la integración económica. Y para que haya una verdadera integración económica es necesario que haya un Arancel Externo Común que de un incentivo diferencial a las empresas regionales por sobre las del resto del mundo desarrollado, que todavía mantienen ventajas en materia de calidad, tecnología y costos respecto de la industria regional. No habrá desarrollo económico, político y social sin desarrollo económico e industrial, que es la base para el desarrollo de los demás sectores de alto valor agregado de la economía.

Seguramente se deben mejorar las experiencias recientes en materia de estímulo industrial para lograr implementar mejores políticas públicas. Pero se debe lograr que el diferencial comercial, que debe ser transitorio, inteligente y lo menos oneroso para el resto de la economía, se convierta en un incentivo a las empresas radicadas en la región para que inviertan, innoven, crezcan y salgan a competir al exterior.

No se debe ser inocente en materia de política exterior. Detrás de slongans simplistas sobre la apertura comercial que va a generar mágicamente más competitividad y productividad, está el hecho concreto de las dificultades de las economías desarrolladas en el mundo actual para exportar y los conflictos entre las potencias que están provocando la desaceleración del comercio mundial,  y más problemas para los países emergentes.

El Mercosur fue fundado como un instrumento para el desarrollo de los países y no sólo para ampliar el comercio entre las empresas. Repetir experiencias que ya han generado graves problemas en la industria local sólo provocará la repetición de los problemas del pasado.

La revisión del Arancel Externo Común debe hacerse para mejorarlo, pero con objetivos muy diferentes a los que se han presentado recientemente en la última reunión presidencial del bloque.

http://rm-forwarding.com/2020/01/10/el-mercosur-y-la-revision-del-arancel-externo-comun/