Exportadores podrán tributar menos retenciones por embarques futuros

El Gobierno nacional diseñó un esquema para permitir a los exportadores de soja y sus derivados adaptar sus ventas a futuro al esquema de baja gradual de las retenciones, que va reduciendo ese tributo a razón de 0,5% anual desde enero pasado y hasta fin de 2019, cuando concluya el mandato del presidente Mauricio Macri.

El Gobierno nacional diseñó un esquema para permitir a los exportadores de soja y sus derivados adaptar sus ventas a futuro al esquema de baja gradual de las retenciones, que va reduciendo ese tributo a razón de 0,5% anual desde enero pasado y hasta fin de 2019, cuando concluya el mandato del presidente Mauricio Macri.

Con esta medida, el Poder Ejecutivo intenta reactivar las ventas al exterior de soja, pellets y aceite, los únicos tres productos agrícolas que continúan pagando derechos de exportación tras la masiva eliminación de ese tributo en otros rubros decidida en diciembre de 2015.

Con un decreto publicado ayer en el Boletín Oficial, que será complementado en los próximos días con una resolución del Ministerio de Agroindustria, el gobierno intenta que los traders agrícolas retomen sus Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE), que están en mínimos históricos debido a ciertas inconsistencias que se generaron tras la puesta en marcha del esquema de reducción gradual de las retenciones.

Así es que a partir de ahora se habilita al exportador a anotar sus DJVE y tributar el porcentaje de retenciones vigente al momento del “periodo de embarque” declarado.

Desde enero pasado las retenciones a la soja comenzaron a reducirse medio punto porcentual cada mes, desde el 30% vigente en diciembre pasado, aunque para los subproductos este cronograma de baja arrancó en 27%. Así, a partir del 1° de abril el tributo se ubica en 28% para el poroto y seguirá bajando paulatinamente, para quedar en 24% en diciembre de 2018 y en 18% un año después, en diciembre de 2019.

El sector exportador, en rigor, lleva declarados negocios de exportación por sólo 10 mil toneladas de soja correspondientes a la cosecha 2017/18, cuando a igual fecha del año pasado ya había registrado DJVE por casi 870 mil toneladas.

El problema surgió porque este esquema de rebajas chocaba con el régimen de DJVE creado por la Ley 21.453, que habilita a los exportadores a anotar negocios anticipados, para congelar de ese modo su situación tributaria.

Las aceiteras mostraron dudas respecto de qué alícuota debía aplicarse en los embarques declarados a futuro, y el gobierno tuvo que salir a acomodar la situación.

Ahora se especula que la resolución complementaria de Agroindustria se publicaría este viernes y de esta manera se resolvería el tema.

Escriba su búsqueda y presione Enter para buscar