Gestión Documental Inteligente

IoT

Seguridad del IoT Comienza con PKI

En un momento en el que miles de millones de dispositivos se conectan a Internet, la seguridad es cada vez un aspecto de mayor transcendencia. El reto es saber abordar la seguridad del IoT y determinar dónde comenzar. La respuesta es la Infraestructura de Clave Pública (PKI), basada en estándares y cuya capacidad para proteger los dispositivos actuales está más que demostrada. GlobalSign ofrece servicios de certificados a gran escala y es la única Autoridad de Certificación capaz de ofrecer certificados en gran volumen para responder a las necesidades de seguridad de los innovadores del IoT.

 

Identidad Segura para Dispositivos

Con una identidad exclusiva y robusta, las "cosas" pueden autenticarse para conectarse a la red, garantizando una comunicación segura con otros dispositivos, servicios y usuarios y demostrando su integridad. La identidad y la seguridad deben integrarse desde el inicio en la implantación de cualquier solución del IoT y en la fabricación de dispositivos conectados. Una identidad de dispositivo robusta, respaldada por una PKI, permite aplicar los fundamentos de la seguridad del IoT.

 

Autenticación

Cuando un dispositivo se conecta a la red, debe autenticarse y establecer una conexión de confianza con otros dispositivos, servicios y usuarios. Una vez que se establece la confianza, los dispositivos, usuarios y servicios pueden comunicarse y intercambiar información de forma segura.

 

Cifrado

Los datos personales, sensibles o de carácter financiero deben preservarse de forma confidencial y segura, a menudo por imperativo legal. Contar con un mecanismo de cifrado criptográfico potente combinado con una identidad de dispositivo garantiza que los datos permanecen cifrados, son auténticos y las comunicaciones son seguras.

 

Integridad

La integridad de un dispositivo depende de su capacidad para demostrar la veracidad de su identidad. Al contar con identidades de dispositivo robustas y exclusivas, las PKI garantizan que los dispositivos y el software y firmware asociados son legítimos.